Archivo de la etiqueta: Repostería

Pannacotta de chocolate al haba tonka con salsa rápida de fresas. Receta de San Valentín

Estándar

Pannacotta de chocolate

Me negaba a empezar a comprar fresas demasiado pronto, pero en cuanto se acerca febrero ya no me puedo resistir. Da la casualidad de que, a pesar de ser algo cliché, son muy socorridas para San Valentín, como ya hemos demostrado aquí en muchas recetas. Yo sigo insistiendo en los postres chocolateados y esta vez os sugiero una pannacotta de chocolate al haba tonka con salsa rápida de fresas. Esta vez no hace falta encender el horno para darse un capricho dulce romanticón.

Ya comenté en esta otra receta que no pude apreciar este postre italiano hasta que empecé a hacerlo en casa, y además me gusta que no sean demasiado dulces. La gracia de una buena pannacotta es usar la gelatina justa, que cuaje en su punto pero siga cremosa, y no empalague. El haba tonka da un toque aromático diferente y especial, pero se puede omitir sin problemas o sustituir por cardamomo o más vainilla.

Ingredientes para unas 4-5 raciones

  • Para la pannacotta: 200 ml de nata para montar, 100 ml de leche, 25 g de azúcar, 1 vaina de haba tonka, 1/2 vaina de vainilla, 1 pizca de sal, 6 g de hojas de gelatina o 1 cucharadita de gelatina en polvo, 75 g de chocolate negro.
  • Para la salsa de fresas: 5-6 fresones maduros y jugosos, 1 cucharada de azúcar o azúcar vainillado, 1 pizquita muy ligera de sal, 1 cucharada de agua.

Cómo hacer pannacotta de chocolate al haba tonka con salsa rápida de fresas

Llenar un plato hondo o cuenco con agua fría, sumergir las hojas de gelatina y dejar que se hidraten. Disponer la nata con la leche en un cazo, añadir el azúcar, la sal, el haba tonka y la vaina de vainilla abierta longitudinalmente. Calentar, llevar a ebullición, retirar del fuego y dejar infusionar unos 10 minutos.

Trocear el chocolate y ponerlo a derretir al baño maría, o en el microondas si lo controláis bien, con cuidado de que no se queme. Retirar las especias de la mezcla de nata y echar el chocolate, removiendo bien con unas varillas.

Escurrir las hojas de gelatina hidratadas, con suavidad, y echarlas al cazo. Remover con cuidado para disolverlas hasta tener una masa líquida homogénea. Repartir en 4-5 moldes limpios. Llevar a la nevera hasta que cuaje, como mínimo dos horas, mejor un poco más.

Para la salsa de fresas, lavar los fresones y quitar los pedúnculos. Cortar en trocitos y disponer en un recipiente apto para el microondas, mejor si tiene tapa. Añadir el resto de ingredientes, remover y calentar a temperatura media unos minutos, revisando poco a poco la consistencia. A mí me gusta que queden trocitos enteros de fruta. Ajustar el punto de dulce si fuera necesario.

Desmoldar la panna cotta con cuidado, introduciendo un cuchillo por los bordes del molde o sumergiéndolo en agua tibia unos segundos. Los de silicona suelen salir muy bien, y podemos escoger una forma bonita para San Valentín. Servir con la salsa de fresas.
Panna cotta de chocolate negro al haba tonka con salsa rápida de fresas

Tiempo de elaboración | 20 minutos más el enfriado

Dificultad | Fácil

Degustación

Hay que procurar esperar lo suficiente para que la panna cotta de chocolate al haba tonka cuaje bien y para que la salsa de fresas esté fría. Podemos añadir unas frambuesas a la mezcla, o añadir también un poco de chocolate fundido caliente para jugar con la temperatura. ¡Y a disfrutarlo en buena compañía!

En Directo al Paladar | Pannacotta de queso fresco y miel con frutos rojos al balsámico

En Directo al Paladar | Panna cotta con coulis de fresa. Receta

También te recomendamos


Panna cotta de Nutella y vainilla. Receta especial para San Valentín


Tarta mousse de queso crema con interior de fresa. Receta para lucirte


¿Cuándo tendrá Europa una infraestructura suficiente para el coche eléctrico?


La noticia

Pannacotta de chocolate al haba tonka con salsa rápida de fresas. Receta de San Valentín

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Liliana Fuchs

.



via Directoalpaladar http://ift.tt/2kUa9NK

Nueve tartaletas rellenas dulces: fáciles y rápidas

Estándar

tartaletas de crema de limón y fresas

Durante las épocas de fiestas y comidas familiares con amigos y familia, las tartaletas son siempre bienvenidas. Ya sea por parte de quien se encuentra al frente de la cocina, como de los comensales. Para los primeros, porque son muy socorridas y lucidas. Para los segundos, porque son deliciosas y un placer para el paladar. Hace poco os propusimos 23 tartaletas saladas con éxito garantizado, hoy os proponemos nueve tartaletas dulces fáciles y rápidas.

La elaboración de todas y cada una de estas nueve tartaletas dulces se puede simplificar al máximo si sustituimos la base casera por masa quebrada industrial. El resultado no será el mismo, pero es un buen atajo para cuando vamos pillados de tiempo. Es importante organizarse bien para que el montaje de estas tartaletas sea coser y cantar, para ello necesitamos tener los rellenos listos y las bases preparadas y ¡a correr!

Nueve tartaletas rellenas dulces: fáciles y rápidas

1. Tartaletas de limón y merengue sin gluten

1366 2000 3

  • Ingredientes para cuatro tartaletas: Para el relleno de crema de limón: 250 g de huevo, 200 g de azúcar, ralladura de 1 limón, 200 ml de zumo de limón, 15 g de harina de maíz (Maicena) y 50 g de mantequilla. Para la base de pasta quebrada: 160 g de harina de arroz, 80 g de harina de maíz, 90g de mantequilla, 75 g de azúcar y 50 g de huevo. Para la cobertura de merengue: 80 g de claras y 150 g de azúcar glas.
  • Elaboración: Comenzamos por el relleno de crema de limón, para que a esta le de tiempo a enfriarse y no perdamos más tiempo del necesario en la elaboración de nuestras tartaletas. Además, con el enfriado tomará cuerpo, lo que le viene de maravilla al resultado final. Batimos el huevo y el azúcar, incorporamos la ralladura, el zumo de limón, previamente colado, y la maicena y removemos bien hasta que desaparezcan los grumos. Vertemos en un cazo y espesar a fuego lento, removiendo constantemente. Fuera del fuego, agregamos la mantequilla, trasladamos a un recipiente limpio y dejamos atemperar antes de trasladar a la nevera hasta su completo enfriado. Preparamos la base de pasta quebrada mezclando todos los ingredientes en un robot de cocina hasta conseguir una masa uniforme, pero sin pasarnos con el batido. Envolvemos la masa en papel film, la aplanamos y la enfriamos durante, al menos, 30 minutos. Transcurrido este tiempo estiramos la masa finamente con un rodillo y forramos con ella cuatro moldes para tartaletas. Esta es una masa muy quebradiza, de modo que hay que manipularla con cuidado. Si se rompre, no pasa nada. Tomamos porciones de masa y parcheamos los agujeros o rotos. Una vez cubiertos los moldes de tartaletas, retiramos el sobrante de masa de los laterales y repartimos la crema de limón entre los cuatro. Extendemos bien e introducimos en horno pre-calentado a 180ºC, donde las coceremos 20-30 minutos o hasta que la masa comience a tomar color. Retiramos las tartaletas del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto, preparamos el merengue de la cobertura. En este caso preparamos un merengue francés, el más sencillo. Para ello, montamos las claras a punto de nieve y, en el proceso, vamos añadiendo el azúcar poco a poco. Cuando las claras hayan tomado cuerpo, las pasamos a una manga pastelera con una boquilla redonda. Por último, y una vez que las tartaletas se hayan enfriado completamente, las decoramos con el merengue y doramos la superficie con ayuda de un soplete. Si no disponemos de soplete, la alternativa es darle un golpe de gril en el horno. Quedarán igual de vistosas.

Enlace | Tartaletas de limón y merengue

2. Tartaletas de chocolate y caramelo

1366 2000 2

  • Ingredientes para ocho tartaletas: Para la masa quebrada: 300 gr de harina, 100 gr de mantequilla muy fría, 2 huevos, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de azúcar. Para la salsa de caramelo: 225 gr de azúcar, 60 gr de mantequilla y 100 ml de nata. Para la ganaché de chocolate: 400 ml de nata, 200 gr de chocolate negro con un 70% mínimo de cacao y nueces picadas para decorar.
  • Elaboración: En un robot de cocina o en un bol ir añadiendo los ingredientes de la masa en ese mismo orden que están escritos. Amasar durante quince segundos hasta formar unas migas, pasarlo a una encimera e ir dando forma de bola para integrar bien todos los ingredientes. Tapar con papel film de cocina y reservar en la nevera una hora como mínimo. Mientras preparar la salsa de caramelo, para ello calentar el azúcar suavemente a fuego lento en un cacito y la nata en otro. Cuando el caramelo se torne marrón claro, volcar con cuidado la nata sobre él y remover para integrar. Añadir la mantequilla hasta que se derrita y deje hervir unos minutos. Dejarlo en un sitio templado para que no se endurezca. Para preparar la ganache de chocolate, partiremos el chocolate en un recipiente que resista el calor. Calentar la nata hasta que comience a hervir, volcarla sobre el chocolate y remover con varillas. Reservar. Precalentar el horno a 200ºC. Extender entre dos papeles de cocina la masa quebrada dejándola de unos dos mm de espesor. Cortar unos círculos un poco más grandes que los moldes, adaptar la masa a ellos y pinchar toda la superficie con un tenedor o bien echar unas legumbres secas. Hornear unos diez ó doce minutos. Cuando las tartaletas hayan enfriado añadir dos cucharadas soperas de salsa de caramelo en el fondo, dejar quince minutos en la nevera. Rellenar con la ganache hasta el borde y añadir unas nueces picadas de adorno. Enfriar dos horas mínimo para que la crema de chocolate coja cuerpo.

Enlace | Tartaletas de chocolate y caramelo

3. Tartaletas de lima y queso crema

1366 2000 1

  • Ingredientes para cuatro personas: 100 g de galletas, 30 g de almendra laminada, 60 g de mantequilla, 4 limas, 100 g de queso crema y 180 g de leche condensada.
  • Elaboración: Fundimos la mantequilla en el microondas, a baja potencia y golpes cortos de calor, o en un cacito al fuego. Trituramos las galletas en un robot de cocina junto con las almendras, agregamos la mantequilla fundida y trituramos de nuevo hasta conseguir una masa homogénea. Podemos especiar la mezcla con un poco de canela, jengibre, nuez moscada, cardamomo, etc. El resultado es increíble. Extendemos la masa sobre la base y laterales de cuatro moldes para tartaleta, con ayuda de los dedos y procurando que quede de igual grosor por toda la superficie. Si lo preferimos podemos cubrir un sólo molde y hacer una tarta grande que porcionar en el momento de servir. Esto es totalmente opcional. A vuestro gusto y según lo que tengáis a mano. Introducimos los moldes en la nevera para que se enfríen y endurezcan. Con 30 minutos será suficiente, pero si tenemos prisa podemos usar el congelador y reducir el tiempo a la mitad. Mientras las bases se enfrían y toman cuerpo, preparamos el relleno de la tarta. Para ello, rallamos y exprimimos las cuatro limas. Reservamos la ralladura por un lado y el zumo por otro. En un cuenco amplio, con ayuda de unas varillas metálicas, mezclamos el queso crema y la ralladura de lima. Trabajamos la mezcla durante un minuto para que se atempere y, a continuación, incorporamos la leche condensada. Seguimos batiendo con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea. Por último, agregamos el zumo de lima y mezclamos bien. En este momento, la mezcla comenzará a espesar por efecto del zumo de lima así que, sin perder tiempo, sacamos los moldes de tartaleta de la nevera y los rellenamos con la mezcla. Alisamos la superficie para que quede bien bonita e introducimos las tartaletas de nuevo en la nevera. Dejamos que cuajen durante, al menos, seis horas o, mejor aún, toda la noche.

Enlace | Tartaletas de lima y queso crema

4. Tartaletas cremosas de queso, aguacate y lima

1366 2000

  • Ingredientes para cuatro raciones: 5 galletas tipo digestive, 40 g de mantequilla, 1 aguacate (aprox 220 g), 1 lima, 70 g de queso crema, 35 g de anacardos, 100 g de miel, 40 ml de leche y 2 hojas de gelatina.
  • Elaboración: Pulverizamos las galletas, bien con un robot de cocina o bien introduciéndolas en una bolsa de plástico y pasando el rodillo por encima. Fundimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas, removiendo bien hasta obtener una masa homogénea. Forramos la base de los moldes aplastando y compactando bien. Dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos el relleno. En un robot de cocina mezclamos la carne del aguacate junto con el queso crema, los anacardos (que habrán estado en remojo toda la noche), la miel, la ralladura de la lima y su zumo. Trituramos bien hasta que no se noten trozos de los anacardos. Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un cuenco con abundante agua fría durante cinco minutos. Calentamos la leche y le agregamos las hojas de gelatina bien escurridas. Removemos para que se disuelvan en la leche caliente y, cuando no se noten restos, lo incorporamos a la mezcla anterior. Mezclamos bien. Repartimos la mezcla entre los moldes que tenemos en la nevera, extendiendo bien el relleno sobre la base de galleta. Alisamos la superficie con una espátula y dejamos enfriar y tomar cuerpo en la nevera durante un mínimo de cuatro horas antes de servir.

Enlace | Tartaleta cremosa de queso, aguacate y lima

5. Tartaletas de uvas y crema

1366 2000 9

  • Ingredientes para 4 tartaletas: Para la base: 150 gr de galletas tipo Digestive, 50 gr de mantequilla fundida. Para el relleno: 125 ml de leche entera, 45 gr de azúcar, 1 Vaina de vainilla, 1 Yemas de huevo, 10 gr de Maizena. Para la cobertura: 40 ml de agua, 40 ml de azúcar, 1 cucharadita de licor de melocotón, 2 gr de gelatina neutra, uvas verdes, frambuesas y menta.
  • Elaboración: Trituramos las galletas hasta hacerlas polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta formar una masa. Rellenamos la base de las tartaletas y conservamos en el frigorífico mientras hacemos el relleno. Calentamos lentamente la leche, reservando un poco, con el azúcar, y las semillas de la vaina de vainilla. En un recipiente aparte, mezclamos la leche reservada con la Maizena, hasta que no quede ningún grumo. Batimos un poco las yemas y las agregamos. Cuando la leche del cazo comience a hervir, retiramos unos segundos para echar la mezcla de yemas. Llevamos de nuevo a ebullición, removiendo continuamente hasta que espese. Dejamos templar. Sacamos las tartaletas del frigorífico y cubrimos con un poco de crema. Colocamos encima las uvas y las frambuesas. Llevamos a la nevera mientras hacemos la cobertura. En un cazo echamos el agua y el azúcar y sin remover llevamos a ebullición. Echamos entonces la gelatina y el licor y removemos para que se integre perfectamente. Dejamos templar unos minutos y con cuidado echamos sobre cada tartaleta con ayuda de una cuchara hasta cubrir. Refrigeramos unas horas antes de consumir. Adornamos con menta si lo deseamos.

Enlace | Tartaletas de uvas y crema

6. Tartaletas de fresa y lemon curd

1366 2000 7

  • Ingredientes para dos tartaletas: 1 lámina de masa quebrada refrigerada, 250 g de fresas, 6 cucharadas soperas de lemon curd en conserva o casero, 200 ml de nata líquida para montar y 60 g de azúcar.
  • Elaboración: Comienza pre-calentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Extiende la lámina de masa quebrada y con la ayuda de un bol de diámetro más grande que los moldes de tartaleta, corta dos circunferencias de masa con la punta de un cuchillo. Forra con ellas los dos moldes de tartaleta y pínchales la base con un tenedor. Hornéalas rellenas de garbanzos o arroz durante diez minutos, quítales los garbanzos secos y déjalas otros cinco minutos más en el horno. Si no tienes mucho tiempo, pero aún así quieres tus tartaletas, omite este paso y compra bases hechas en el supermercado. En un vaso alto o en un bol bate con la batidora la nata bien fría con el azúcar hasta que haga picos, mézclale suavemente con el lemon curd y reparte la mezcla de ambos entre las dos tartaletas. Cubre con trozos de fresas, mantén en la nevera hasta la hora de servir.

Enlace | Tartaletas de fresa y lemon curd

7. Tartaletas de crema de limón y frambuesas

1366 2000 6

  • Ingredientes para seis tartaletas de ocho centímetros de diámetro: Para la base y decoración: 250 g de harina de repostería, 65 g de azúcar glas, 125 g de mantequilla, 1 huevo M, 500 g de frambuesas, 25 g de chocolate blanco y brillo para tartas (opcional). Para la crema de limón: 220 gr de azúcar, 3 huevos y 1 yema, 200 ml de zumo de limón, 100 gr de mantequilla y ralladura de limón.
  • Elaboración: Comenzaremos preparando la masa de la base, para ello si disponemos de un robot de cocina añadiremos en el vaso la harina, la mantequilla en trozos, el huevo y el azúcar, y mezclaremos a velocidad alta hasta formar unas migas húmedas que sacaremos y uniremos rápidamente con la punta de los dedos sin amasar en exceso. Si la hacemos a mano, haremos un volcán con la harina y en el centro echaremos el resto de ingredientes, primero uniremos estos para después incorporarle rápidamente la harina, sin amasar, solo uniendo con los dedos. Pre-calentamos el horno a 180 grados y estiramos la masa con un rodillo en una superficie ligeramente enharinada, moviendo la masa para que no se nos pegue. Después, cortamos con un bol de tamaño más grande que nuestros moldes de tartaletas círculos de masa, y forramos con ellos las tartaletas, las pinchamos con un tenedor, y les ponemos un poco de peso como garbanzos o arroz para que no encojan encima de un papel de horno. Horneamos las tartaletas diez minutos y retiramos los garbanzos, dejándolas otros diez minutos más al horno. Mientras, ponemos los ingredientes de la crema de limón excepto la mantequilla, en un bol de plástico o cristal y mezclamos con unas varillas. Lo metemos al microondas por espacios de un minuto o minuto y medio, y vamos removiendo hasta que espese y hierva, suelen ser tres o cuatro minutos en total. Lo retiramos del microondas y añadimos la mantequilla, removiendo suavemente hasta que se integre. Derretimos el chocolate blanco y pintamos las tartaletas por dentro con él. Las rellenamos con la crema fría y decoramos con las frambuesas frescas, para seguidamente pintarlas con un poco de brillo de tartas.

Enlace | Tartaletas de crema de limón y frambuesas

8. Jam tarts o tartaletas de mermelada

1366 2000 5

  • Ingredientes para 12 unidades: 125 g de harina de trigo, 60 g de mantequilla, 30 g de azúcar, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, una pizca de sal, 1 cucharada de agua o leche, 175 g de mermelada y azúcar glas.
  • Elaboración: En una superficie de trabajo limpia y seca, hacemos un volcán con la harina. En el centro depositamos el azúcar, la mantequilla (que deberá estar muy fría y cortada en dados), la esencia de vainilla y la sal. Trabajamos con las yemas de los dedos hasta obtener una especie de migas. Incorporamos el agua o la leche a la mezcla anterior y mezclamos con suavidad. No debemos trabajar la masa en exceso, solamente juntar los ingredientes. Si nos pasamos, no conseguiremos la textura quebrada que debería tener esta masa. Envolvemos la masa en papel transparente, la aplastamos para que resulte más fácil de trabajar con el rodillo a posteriori y la dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo de reposo, retiramos el papel transparente y la extendemos con un rodillo. Para que no se nos pegue a la superficie de trabajo, espolvoreamos un poco de harina sobre ella. Hacemos lo mismo con el rodillo. El grosor de la masa es opcional, pero yo recomiendo hacerlo lo más fino posible. El resultado es más ligero. Cortamos la masa con un corta-pastas redondo, de igual diámetro que las cavidades de la bandeja de tartaletas para horno, y cubrimos cada una de ellas con una porción de masa. Aplastamos ligeramente y rellenamos con la mermelada, hasta la mitad. La tarea será más sencilla si usamos una pmanga pastelera, pero no es necesario. Horneamos a 180ºC, en horno pre-calentado arriba y abajo, durante 15-20 minutos o hasta que los bordes de las tartaletas comiencen a tomar color. Una vez listas, retiramos del horno y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar, ya que son sumamente frágiles. En el momento de servir, espolvoreamos con azúcar glas a modo de decoración.

Enlace | Jam tarts o tartaletas de mermelada

9. Tartaletas ligeras de cerezas y queso crema

1366 2000 4

  • Ingredientes para dos o tres tartaletas individuales: 100 g de harina de repostería, 50 g de harina de espelta, 2 cucharadas de azúcar, 1/2 cucharadita de azúcar vainillado, 1 pizca de sal, 1/2 cucharadita de levadura química (impulsor), 80 ml de queso crema, 25 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 2-3 cucharadas de leche fría, 200 g de queso fresco batido, quark o requesón, 1-2 cucharadas de miel, un buen puñado de cerezas y azúcar al gusto.
  • Elaboración: Mezclar en un cuenco la harina de repostería con la harina de espelta, el azúcar, el azúcar vainillado, la sal y la levadura química. En otro recipiente, colocar el queso crema, la mantequilla blanda y dos cucharadas de leche. Batir con unas varillas y añadir a los ingredientes secos. Trabajar todo junto hasta tener una masa homogénea. Si estuviera muy seco, añadir un poco más de leche. Hay que conseguir una masa lisa, ligeramente húmeda pero suave y blanda. Formar un disco, envolver en plástico film y dejar en la nevera media hora. Pre-calentar el horno a 175ºC y engrasar un molde de tartaleta mediana o un par individuales. Estirar la masa con un rodillo y forrar los moldes. Apretar bien con las manos para que no queden demasiado gruesos. Cubrir con un trozo de papel de cocina, llenar con pesos de hornear, arroz o legumbres secas, y hornear durante unos 20 minutos. Batir el queso fresco batido o queso quark con miel al gusto hasta dejarlo cremoso. Rellenar las tartaletas cuando estén frías y coronar con cerezas troceadas. Espolvorear con azúcar y servir.

Enlace | Tartaletas ligeras de cerezas y queso crema

En Directo al Paladar | Ideas sencillas para rellenar nuestras tartas dulces y saladas

En Directo al Paladar | Tartaletas

También te recomendamos


Tomates Mini-Kumato® rellenos de guacamole y gambas


67 recetas de postres fáciles y rápidos


23 tartaletas saladas para triunfar en Navidades


La noticia

Nueve tartaletas rellenas dulces: fáciles y rápidas

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Carmen Tía Alia

.

via Directoalpaladar http://ift.tt/2jbtNoQ

19 recetas de panna cotta, el postre más fácil y rápido

Estándar

1366 2000 5

Originaria de la región de Piamonte, la panna cotta es uno de los postres tradicionales italianos más populares e internacionales del panorama gastronómico actual. Su ingrediente principal es la nata líquida, que se cuece, azucara y gelifica para ser después acompañada de frutos rojos en forma de salsa, compota o enteros. Es un postre fácil y rápido que no requiere de dotes de repostería alguna para su elaboración.

Su mayor ventaja es que hay que prepararlo con antelación, pues necesita reposo para tomar cuerpo, lo que permite olvidarse del postre hasta el momento de servirlo. Si a esto le sumamos lo versátil que resulta, prueba de ello las 19 recetas de panna cotta de hoy, tenemos el postre perfecto ante nosotros. Sobre todo para esas reuniones de amigos y familiares en las que no queremos andar esclavizados en la cocina mientras los demás disfrutan.

Recetas de panna cotta con frutas

1366 2000 6

La panna cotta tradicional se elabora con nata líquida y frutos rojos, que aparecen en forma de salsa, coulis, crudos y troceados, en compota, caramelizados, etc. Eso no quita para que se pueda dar una vuelta de tuerca a la receta base y se altere el lácteo y el fruto con el que se acompañe.

De nuestra selección de recetas, la más tradicional es la panna cotta con coulis de fresa, deliciosamente clásica. Muy de cerca la sigue la panna cotta de yogur con fresas estofadas en la que parte del elemento lácteo está compuesta por yogur, lo que le da un toque muy suave a la mezcla, y con un punto canalla de licor de naranja.

Otras variantes con frutos rojos son la panna cotta de fresas a la pimienta, en la que el contraste picante de la pimienta funciona de maravilla, la panna cotta de yogur y grosellas y la panna cotta de queso fresco y miel con frutos rojos al balsámico, esta última una alternativa fabulosa para quienes sufren de intolerancia a la lactosa.

1366 2000 1

Los frutos rojos se pueden sustituir por todo tipo de fruta, aprovechando así la que tengamos de temporada, como ocurre con la panna cotta light al cardamomo con melocotón, panna cotta de limón y la panna cotta de melocotones y almendras caramelizadas, que requiere un esfuerzo extra bien merecedor por el resultado tan maravilloso que se obtiene.

Recetas de panna cotta con chocolate

1366 2000 4

Las reglas están hechas para ser rotas y en el universo de la panna cotta esto se traduce en la búsqueda de mezclas diferentes y divertidas como las que se obtienen al incorporar chocolate a la nata líquida. Quien tuviera la feliz idea de hacerlo, merece un aplauso por nuestra parte pues son muchas alegrías nos ha traído el invento.

Juzgad por vosotros mismos al tiempo que os deleitáis con una panna cotta de turrón de chocolate, perfecta para esta época del año, o una panna cotta de Nutella, la perdición hecha postre. Con una cremosidad y un sabor insuperables, de esos que pueden terminar haciendo que perdamos la compostura cuando se nos acabe la última cucharada y nos tiente la idea de rebañar el bote con el dedo.

1366 2000

Si además de deleitar paladares podemos impactar con las presentaciones, mejor que mejor. La panna cotta de chocolate blanco con coulis de frambuesas y albahaca que adorna la portada de este post lo consigue con facilidad, como también lo hacen la panna cotta de tres chocolates y la panna cotta de Nutella y vainilla, de una vistosidad impresionante.

Otras recetas de panna cotta

1366 2000 8

Entre las frutas y el chocolate, hay un universo amplio en el que muchos otros ingredientes y sabores se introducen en el dulce italiano y lo enriquecen hasta límites insospechados. La panna cotta de spéculoos es un buen ejemplo de ello, pero no el único. Para muestra la panna cotta de café que es como comerse un latte machiatto a cucharadas. La repanocha.

Nos encantan la panna cotta al caramelo de mantequilla salada, muy golosa y con un aire francés la mar de chic, y también la panna cotta de turrón de Jijona, una manera diferente de servir el tradicional turrón navideño y salirse de lo establecido que ya está anotada para nuestros menús de estas fiestas venideras.

1366 2000 2

Por último, son tremendamente refrescantes la panna cotta de albahaca, que no puede sonar más italiana ¿verdad?, así como la panna cotta de mojito, que proporciona la extraña pero divertida sensación de comerse una copa. Una manera tremenda de rematar una comida o cena entre amigos o familiares.

En Directo al Paladar | La panna cotta, el tiramisú y otros dulces italianos En Directo al Paladar | Cómo hacer tiramisú casero. Receta

También te recomendamos


Vasitos fáciles de crema de café con chantilly. Receta para una sobremesa elegante y glamurosa


Media docena de panna cotta originales para endulzar el picoteo del finde


¿Traje y camisa de rayas con corbata de lunares? Si Michael Fassbender puede, nosotros también


La noticia

19 recetas de panna cotta, el postre más fácil y rápido

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Carmen Tía Alia

.

via Directoalpaladar http://ift.tt/2gsrejo

Rollitos de tostada francesa rellena de compota de manzana. Receta de otoño

Estándar

Rollosdepanymanzanaconsalsadecaramelo 1024 Ma

La manzana es una fruta que gana mucho cuando la cocinamos y que da mucho juego, sobre todo en repostería. Ya sean asadas, rellenas de frutos secos, en empanada o en pastel, el paso por el horno o los fogones les sienta de maravilla. Por eso no nos cansamos de cocinar con ellas y hoy os traemos otra receta de postre con la que ampliar el repertorio: rollitos de tostada francesa rellena de compota de manzana.

Para hacer esta receta hemos utilizado nuestra deliciosa compota de manzana y pasas al vino blanco, pero podéis usar vuestra receta preferida. Si la tenéis lista, estos rollitos de tostada francesa rellena de compota de manzana se hacen en un abrir y cerrar de ojos. Si tenéis que elaborar el relleno, contad con ese tiempo extra para tenerlos listos en el momento que tenéis planeado consumirlos.

Ingredientes para cuatro unidades

  • 4 rebanadas de pan de molde, 6 cucharadas de compota de manzana, 1 huevo, 2 cucharadas de leche, mantequilla, azúcar y canela molida.

Cómo hacer rollitos de tostada francesa rellena de compota de manzana

Con ayuda de un rodillo, aplanamos las rebanadas de pan de molde. En el extremo más cercano a nosotros, colocamos una tira (de izquierda a derecha) de compota de manzana y enrollamos la rebanada de pan, suavemente, hasta obtener un cilindro.

Batimos el huevo y la leche en un plato hondo. Remojamos los rollitos de pan y compota de manzana, volteando para que se empapen bien por todos lados. Calentamos una nuez de mantequilla en una sartén y, a fuego medio, marcamos los rollitos. Los giramos de vez en cuando para que se doren por todos lados.

Una vez listos, los rebozamos en una mezcla de azúcar y canela molida y los servimos con un poco más de compota en su salsa y unas ciruelas pasas. Esto es completamente opcional, pero los rollitos ganan mucho y pasan a ser un postre especial.

Pasoapasorollosdepanymanzanaespeciada 1024 Ma

Tiempo de elaboración | 20 minutos

Dificultad | Muy fácil

Degustación

Un rollito de tostada francesa rellena de compota de manzana es suficiente por persona, sobre todo si lo acompañamos de alguna salsa y otros frutos, de una bolita de helado, de un poco de crème fraîche o similar. Es importante servirlos calientes, recién hechos, y así disfrutarlos en todo su esplendor. El mejor momento es el del postre, aunque también hacen una excepcional merienda.

En Directo al paladar | Pastel de manzana, almendra y canela. Receta fácil para lucirse

En Directo al paladar | Tarta ultrafina de manzana y vainilla. Receta

También te recomendamos


Nueve recetas con moras para saborear el otoño


La ruta por las 11 ciudades más antiguas de España


Anko o pasta dulce de judías rojas azuki. Receta tradicional japonesa para postres


La noticia

Rollitos de tostada francesa rellena de compota de manzana. Receta de otoño

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Carmen Tía Alia

.

via Directoalpaladar http://ift.tt/2fgKOuy

Siete trucos para hacer tus postres más light

Estándar
Brownie de Calabacin

¿Eres de los que no puede prescindir del postre en una comida? Los que somos golosos no podemos evitar caer en la tentación de un poco de dulce, aunque está claro que no todos los días podemos tomarnos un buen pedazo de tarta. La repostería casera casi siempre es más recomendable a la hora de disfrutar de un bocado dulce, porque además de disfrutar en su elaboración podemos controlar mejor todos los ingredientes. Para esos caprichos caseros, aquí tienes siete trucos para hacer tus postres más light y sentirte menos culpable.

Tampoco nos engañemos: un pastel de chocolate seguirá siendo un pastel de chocolate por mucho que preparemos una receta más “ligera”. Pero la vida está para disfrutarla y no pasa nada por tomar algún dulce de vez en cuando, dentro de una alimentación saludable y con moderación. Sí que es verdad que hay ciertas pautas que podemos emplear en nuestros postres para reducir un poco las calorías, o al menos para incrementar los nutrientes saludables. Además os dejamos ideas de recetas que se pueden adaptar a estos trucos.

1. Reduce la cantidad de azúcar

Galletas

Salvo en recetas de repostería especialmente complejas, como merengues o elaboraciones de alta pastelería, el contenido total de azúcar se puede rebajar. Al igual que ocurre con la sal, estamos demasiado acostumbrados a los dulces muy dulces, pero el paladar se puede reeducar. Empieza reduciendo poco a poco la cantidad de azúcar y otros endulzantes de tus recetas, y verás como al final te gustarán más los postres menos empalagosos.

Los dulces de mala calidad abusan del azúcar porque el resto de ingredientes no valen nada. Pero a mí me da rabia que un postre de chocolate no tenga sabor a cacao, o que las especias o los sabores de la fruta estén ausentes porque en un dulce sólo se percibe el dulce del azúcar. Aprovecha los demás ingredientes para dar sabor a tus recetas sin dejar todo el protagonismo a los azúcares, por ejemplo con canela, vainilla, nuez moscada, ralladura de cítricos, aroma de lavanda o frutos secos tostados.

2. Sustituye parte de la mantequilla o el aceite por puré de frutas

Integral Platano

Las galletas, bizcochos y muffins sencillos se prestan muy bien a este pequeño truco, especialmente lo que los angloparlantes llaman quick breads. Un señor bizcocho de toda la vida o las magdalenas tradicionales se pueden resentir si eliminamos demasiada grasa de la masa, pero los muffins y las galletas que no son recortadas admiten muchos juegos con su receta base. Los purés de frutas añaden jugosidad y humedad a las masas permitiendo reducir la cantidad de grasa.

Los sustitutos más utilizados son compota o puré de manzana o pera, plátano maduro machacado y aguacate. Estos últimos aportan además mucho sabor, pero la compota de manzana suele ser bastante neutra. Hay que tener en cuenta que cuanta más grasa eliminemos de una receta, más cambiará la textura, pero no tiene por qué ser necesariamente malo. Empieza cambiando una pequeña proporción y experimenta con los resultados a tu gusto. El aguacate funciona igual, añadiendo en su caso grasas saludables.

3. Utiliza harinas integrales

Integral Platano

La harina integral no tiene menos calorías que la blanca de todo uso -a veces incluso tiene algunas más-, pero aporta interesantes valores nutricionales. Las harinas refinadas liberan rápidamente el azúcar en sangre, mientras que los productos integrales lo hacen de forma más gradual. Al usar harina integral añadimos fibra, que además de ser beneficiosa nos sacia más y evita que cojamos otra porción.

Eso sí, hay que buscar harinas integrales de calidad, y a ser posible que lo sean de verdad. Hay que leer las etiquetas para escoger aquellas elaboradas con grano completo, y no una harina refinada a la que después se le añade salvado. También es importante considerar que los productos integrales absorben más los líquidos, así que habrá que ajustar un poco a ojo la humedad de la masa si sustituimos gran cantidad de la harina por una variedad integral.

4. Emplea sólo las claras de los huevos

Light Bizcocho Claras

Este truco no funcionará en recetas como el tocino de cielo -obviamente-, pero en masas de repostería sencillas no suele haber problema al sustituir parte o todas las yemas de los huevos indicados en una receta por claras. Lo mejor es calcular la cantidad equivalente al peso, y para eso son muy prácticas las claras pasteurizadas que se pueden encontrar en cualquier supermercado.

Aunque la receta no lo indique, una buena idea es batir las claras a punto de nieve y añadirlas al final de la masa para incorporar aire antes de meterla al horno. Si hemos reducido la cantidad de grasa de la receta lo más probable es que tengamos un bizcocho o muffins más densos, por lo que incorporar esponjosidad extra mediante las claras montadas mejorará la textura.

5. Añade verduras y legumbres

Light Brownie Remolacha

Ya no sorprende a casi nadie encontrar pasteles de zanahoria, calabacín, calabaza o remolacha, pero conviene recordar que pueden ser un ingrediente extra saludable para todo tipo de dulces. Al igual que los purés de fruta, una taza de zanahoria o calabacín rallado suma jugosidad y permite sustituir parte de la mantequilla o el aceite. Lo mejor es dejar que escurran el agua unos minutos antes de añadirlos a la masa, ya que contienen mucho líquido que pueden variar la consistencia de la mezcla.

Las legumbres suman más calorías pero también proteínas, fibra, vitaminas y minerales, además de hidratos de carbono mucho más saludables. Funcionan especialmente bien en postres más densos y cremosos, como los puddings, cremas, pasteles húmedos o brownies. Las alubias o judías negras y rojas son las mejores para estos dulces, y simplemente hay que triturarlas muy bien una vez cocidas para sustituir la mantequilla en la misma proporción.

6. Utiliza productos desnatados y sin endulzar

Pastel Yogur

A la hora de preparar un postre no viene mal ahorrar todos los “extras” que podamos. Si vamos a hacer un bizcocho de chocolate es absurdo sumar más calorías y azúcar utilizando cacao o chocolate con leche y azúcar. Utiliza siempre cacao puro sin azúcar añadido, y un chocolate con alto porcentaje de cacao. Olvídate de los chips que ya venden preparados, suele tener mucho azúcar, es preferible comprar una tableta y picarlo a mano. Quedará rústico, pero mejor.

Los productos lácteos también se puedens sustituir, en general, por sus versiones desnatadas. Ingredientes como la leche, el queso crema, el yogur y el queso fresco batido desnatados funcionan prácticamente igual de bien que sus homólogos enteros, y siempre es preferible evitar las versiones edulcoradas. La misma idea la podemos aplicar a las mermeladas y jaleas que se suelen usar como relleno. Busca las variedades con mayor proporción de fruta o, mejor, prepara tú mismo una compota con muy poco azúcar, usando la mejor fruta que puedas encontrar.

7. Prescinde de coberturas, frosting y glaseados pesados

Light Pastel Naranja

Piénsalo por un momento: ¿realmente necesita tu bizocho una capa de varios centímetros de crema de mantequilla o tus galletas una glasa espesa azucarada? Las coberturas añaden muchas calorías y grasa a los postres, y no siempre son necesarias. Un poco de azúcar gláse tamizado también da un toque bonito y elegante, o una compota ligera de frutas que preparemos nosotros mismos. Las galletas las puedes decorar con huevo batido antes de hornear y unos frutos secos al natural.

Si no quieres prescindir de la cobertura reduce al menos las cantidades. En una tarta puedes sumarte a la moda de las naked cakes, que sólo van rellenas entre sus pisos pero dejan el exterior “desnudo”. Las cremas de queso son una buena alternativa a las buttercreams más pesadas, siempre que no busques hacer virguerías decorativas. Elimina la mantequilla de la ecuación, reduce el azúcar y utiliza queso crema desnatado mezclado con yogur natural.

Vuelvo a insistir en que no todas las recetas de repostería funcionarán bien si eliminamos las grasas o reducimos drásticamente el azúcar que se nos indique, pero en general los postres y dulces más habituales pueden hacerse un poco más saludables aplicando estos sencillos trucos. La textura y el sabor variará más o menos, pero si experimentamos poco a poco nos iremos acostumbrando a postres menos pecaminosos. Con un poco de cabeza y moderación, todos podemos disfrutar de un capricho dulce de vez en cuando.

En Directo al Paladar | Cinco helados que no engordan
En Directo al Paladar | Cómo lograr aliños más nutritivos y saludables

También te recomendamos

Bundt Cake de avellanas, yogur y cacao. Receta

Cómo conseguir un bizcocho de chocolate esponjoso

Cómo preparar semillas de chía. Receta de pudding de chía y chocolate con yogur


La noticia Siete trucos para hacer tus postres más light fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Liliana Fuchs .

via Directo al Paladar http://ift.tt/21m6jKY

Muffins con mazapán, arándanos rojos y crocanti. Receta de Navidad

Estándar
Muffins de Navidad con Mazapan

Hay muchas recetas de dulces típicos navideños que podemos preparar en casa, pero también puede ser buena idea dar un toque especial a determinadas elaboraciones. Estos muffins con mazapán, arándanos rojos y crocanti de frutos secos son perfectos para un desayuno o merienda de Navidad, y además son facilísimos de preparar.

La masa lleva además una pequeña proporción de avellana molida que aporta un puntito de sabor delicioso y que yo asocio mucho a esta época. Se podría usar almendra molida, pero os recomiendo usar avellanas. Si no la encontráis ya molida, se pueden triturar en casa usando frutos secos pelados y ligeramente tostados, para darles más sabor. El mazapán es la masa cruda que se usa para preparar postres, y que se podría sustituir por pasta de almendras.

Ingredientes para 12 muffins

  • 100 g de mantequilla sin sal, 300 ml de leche, 2 huevos L, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, ralladura de 1 naranja pequeña, 200 g de harina de repostería, 30 g de avellana o almendra molida, 75 g de azúcar moreno, 1/2 cucharadita de sal, 1 cucharadita de levadura química, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de canela molida, 1/4 cucharadita de nuez moscada molida, 100 g de masa de mazapán, 80-100 g de arándanos rojos deshidratados, crocanti de almendra o avellana.

Cómo hacer muffins con mazapán, arándonos rojos y crocanti de almendra

Procurar tener todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de empezar. Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja o moldes de 12 muffins. Derretir la mantequilla y mezclar con la leche. Añadir los huevos y batir con la esencia de vainilla y la ralladura de naranja.

En otro recipiente más grande, tamizar la harina de repostería con la avellana o almendra molida, el azúcar moreno, la sal, la levadura, el bicarbonato y las especias. Agregar la mezcla de ingredientes húmedos y empezar a mezclar con suavidad. Añadir el mazapán picado y los arándanos troceados. Mezclar todo muy bien pero lo justo, hasta que no queden grumos secos.

Repartir la masa en los moldes y cubrir con crocanti de frutos secos al gusto, presionando ligeramente para que se adhieran bien. Hornear durante unos 20 minutos, esperar un poco fuera del horno y desmoldar. Dejar enfriar completamente antes de guardar en un recipiente hermético.

Muffins de Navidad con Mazapan. Pasos

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Los muffins navideños de mazapán, arándanos rojos y crocanti pueden ser estupendos para tener un desayuno algo especial durante las fiestas, mucho mejor si tenemos niños en casa, ya que pueden ayudarnos a prepararlos. Otra opción es hornearlos para una merienda en buena compañía, sobre todo en una de esas tardes frías en las que apetece quedarse a buen resguardo dentro de casa. Al hornearse inundarán la casa de aromas hogareños.

En Directo al Paladar | Galletas de coco y mermelada de arándanos. Receta de Navidad
En Directo al Paladar | Cake pops de mazapán para despedir la Navidad. Receta

También te recomendamos

Receta tradicional de bollos de canela suecos o kanelbullar

Jam tarts o tartaletas de mermelada. Receta tradicional británica

Galletas de coco y mermelada de arándanos. Receta de Navidad


La noticia Muffins con mazapán, arándanos rojos y crocanti. Receta de Navidad fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Liliana Fuchs .

via Directo al Paladar http://ift.tt/1jHjoiQ

Receta tradicional de bollos de canela suecos o kanelbullar

Estándar
Rollos Canela

Hoy es el día del cinnamon bull en Suecia, por eso os he preparado esta receta tradicional de bollos de canela suecos o kanelbullar que encontré en el blog de MJ y que tenía pendientes desde hacía ya tiempo.

En Suecia es tradicional la fika o pausa para el café, siendo una parte muy importante del día, llegando a ser toda una institución social, pues se aprovecha para desconectar del trabajo y pasar un ratito agradable con los compañeros, amigos o familiares. El café no se toma solo, sino que se sirve con un bocado ligero, como un kanelbullar.

Ingredientes para 25 unidades

  • Ingredientes para los bollos: 750 g de harina de trigo, 100 g de azúcar, 120 g de mantequilla, 35 g de levadura fresca de panadería, 300 ml de leche, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de cardamomo molido y 1 huevo.

  • Ingredientes para el relleno: 100 g de mantequilla, 50 g de azúcar y 2 cucharadas de canela molida.

  • Ingredientes para la decoración: 1 huevo, 2 cucharadas de agua y azúcar perlado.

Cómo hacer bollos de canela suecos y kanelbullar

Empezamos derritiendo la mantequilla en el microondas durante 30 segundos. Desmenuzamos la levadura y se la añadimos junto a la leche, que previamente habremos calentado a unos 37ºC. Lo removemos con un batidor de barillas hasta que esté todo unido.

Colocamos la harina en un bol grande, formamos un agujero en el centro y ponemos en él el azúcar, la sal, el cardamomo, el huevo batido y la mezcla de mantequilla. Lo amasamos todo hasta conseguir una masa lisa, podemos amasar a mano o con un robot de cocina.

Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol espolvoreado de harina, la tapamos con papel film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora. Pasado este tiempo la sacamos, la amasamos para desgasificar y la extendemos con un rodillo, dándole forma de rectángulo de unos 3 mm de espesor.

Para hacer el relleno, mezclamos en un bol la mantequilla, el azúcar, el agua y la canela. Con esta mezcla, pintamos la masa que tenemos extendida y después la enrollamos por el lado largo. Humedecemos con agua los bordes para que queden bien pegados y cortamos el rollo en trozos de unos 2 cm.

Colocamos los bollos en una bandeja forrada con papel de horno y los dejamos reposar hasta que vuelvan a doblar su volumen, una hora aproximadamente. Precalentamos el horno a 190º. Batimos el huevo y el agua y pintamos con esta mezcla la superficie de los bollos. Espolvoreamos el azúcar perlado y los cocemos unos 12 minutos.

Paso A Paso

Tiempo de elaboración | 3 horas Dificultad | Fácil

Degustación

Lo mejor es servir esta receta tradicional de bollos de canela suecos cuando aún están un poco calientes y la masa esta blanda y esponjosa. Acompañados de un vaso de leche fría están deliciosos. Si queréis, podéis congelar los que os sobren, si no recordad guardarlos en un recipiente hermético.

En Directo al Paladar | Cómo hacer rollitos de canela en solo una hora. Receta de panadería En Directo al Paladar | Receta de popovers de canela y vainilla

También te recomendamos

Receta de albóndigas rellenas de mozzarella

Receta de popovers de canela y vainilla

Jam tarts o tartaletas de mermelada. Receta tradicional británica


La noticia Receta tradicional de bollos de canela suecos o kanelbullar fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Maria Jose .

via Directo al Paladar http://ift.tt/1Ne1DVE