Archivo de la etiqueta: Procesos Personales

Rescatando nuestra humanidad

Vídeo

Es complejo para mí observar en el día a día como se ha perdido la solidaridad humana, por creer que nuestros propios asuntos o circunstancias son los únicos que cuentan. Sin embargo, este hermoso vídeo recrea la mejor manera de rescartarnos ante tanta indiferencia…
😉

Anuncios

Viviendo Duelos

Estándar

En los últimos tres meses he recibido muchos aprendizajes a través de diversas situaciones familiares, primero una complicación de salud de mi Madre que me avivó ese temor tan afianzado de que le pueda pasar algo y yo no poder apoyarla y acompañarla como ella siempre estuvo para mí, por mi elección de salir a vivir una experiencia de vida con mi esposo fuera de nuestro país natal. Segundo, un cambio de entorno que por elección propia y por diversos elementos se ha convertido en un gran aprendizaje donde aún no logro alinearme y me ha removido otras situaciones que creía haberlas trabajado, pero resulta que la vivencia me demuestran que no. Tercero, la partida de mi primo, un hombre relativamente joven que dejó de acompañarnos por este plano que llamamos vida y que con su partida temprana nos dejó un gran sinsabor a todos. Cuarto, un accidente que sufrió mi hermana mayor Mary en vísperas de la graduación de mi hermana Thaís y mi sobrina Andrea, que gracias al Padre no pasó a mayores, pero que generan otras responsabilidades para mi madre y que con esta distancia evidente me hacen sentir preocupada por no poder apoyarlas. Quinto y no menos relevante los crecientes deseos que tengo de volver a estar en mi país natal, viviendo las cotidianidades  y convulsiones del día a día; compartiendo las vivencias de mis familiares y amigos que como todos los seres humanos pasan por circunstancias que me encantaría estar para apoyarlos, para escucharlos, para reírnos, para llorar juntos, para abrazarnos, en fin…

Esta mezcla de situaciones me han mantenido con un bajón emocional relevante y aunque sé que no son cosas superficiales para mí que me mantengo intentando sanar mis relaciones y que me confronto con las situaciones porque siento que de ésta manera al menos lo intento y que reconozco que desde esa confrontación en ocasiones dejo salir los compañeros oscuros que nos acompañan a todos, dejándolos actuar y sacan a relucir mis frustraciones, rabias, resentimientos, llevándome a un lugar muy distinto de aquel que pretendía llegar inicialmente.
El propósito de este post es crearme ejercicios de escrituras para intentar trasformar esa perspectiva tan movilizante en la que me he sumergido, permitiéndome drenar de alguna manera y haciendo uso de  las escasas herramientas que poseo y las cuales se ven siempre alimentadas por esos mensajeros hermosos que el Padre me pone en el camino a los que llamo Ángeles, esos de carne y hueso que nos apoyan en oportunidades sin saberlo y en otras con plena conciencia y consentimiento; o esos que son incorpóreos y que sentimos como en oportunidades pueden secar nuestras lágrimas con una leve caricia a través de la brisa, la lluvia, un rayo de sol… o desde las situaciones más inusuales que podamos pensar, pero siempre maravillosas aunque estemos sumergidos en otras cosas y no atentos a esos pequeños detalles que son tan importantes y reveladores…
Seguiré viviendo mis duelos que se irán suavizando con el pasar de los días, porque tengo la certeza que así será, entendiendo que sólo puedo emanarles a mis seres amados energías positivas (aunque por momentos sienta que desaparecieron de mi mente y peor aún de mi actitud ante la vida) y buscando fortalecerme con el apoyo de mi amado compañero de viajes que con su paciencia, tolerancia y su inmenso amor me animan a continuar…
Cierro estas líneas con la reflexión de un pensamiento que contiene un marca páginas que llegó a mis manos por uno de esos mensajeros que el Padre amorosamente envió a suavizar mi pena -oportunamente como todo lo que Él y sólo Él sabe hacer- en uno de esos momentos que por la soledad que me acompañaban, me permití llorar para liberarme y que coloco como imagen central de este post…
“Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te permitirán ver las estrellas.” Tagore
😦